La espina invisible.

La sensación de incapacidad,de la duda traspuesta a no saber,

a no saber el por qué de la realidad

que me absorbe en silencio y duda.

Siento impotencia en mí mismo 

pensando que soy yo el causante

de un deterioro clásico e inapropiado,

un viento frío que recorre mi espalda

al preguntar y encontrar silencio.

Soy yo el poeta que da importancia,

donde solo hay flores y ve espinas,

importancia a la soledad de lo cotidiano

a frases sueltas sin clavos de fondo.

Quizás sean mis silencios acumulados

lo que hoy denigra mi propia mente

o seré un loco cavando y cavando

en esta noche buscando a la muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s