En la marea.

De donde vienen estas dudas,
atrapadas en un bucle ya superado
nacidas de falsas sonrisas.

Busco una razón a estas ideas
en donde la incertidumbre no desaparece,
entre el vaivén de sus palabras,
aquellas que parece que vuelven.

Con la marea todo reclama su lugar
y donde vinieron las sonrisas
buscando algo que nunca sabré,
la idea de hacer arder Roma
no hace más que aparecer.

Y no me haré el duro por ti,
solo seguiré
como si no hubieras vuelto
a tornar mi corazón en gris.

Un día me declaré culpable
de nunca
haber querido olvidarte.
Hoy confesaré,
que algún día me gustaría
llegar a amarte,
pero entre tanta excusa,
creo
que llego tarde.

photo-1465982686662-fc36536ba3ad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s