Finjo.

No nos engañemos pues finjo a diario,
y si, es verdad que soy feliz
pero aún no te he olvidado.
Aun navego inestable,
entre los momentos que creía olvidados,
como el niño que finge no haber hecho nada malo.
A veces soy aquel inocente chico de doce años,
soñando con su primer beso, mientras juega a ser mayor.
Finjo a diario, mientras te busco entre otras musas,
encontrando retazos del sabor de tus labios,
escondiendo el temor a no estar yo en tus respuestas.
El miedo a sentarnos y preguntarnos que ha pasado.
Finjo que no me asusto cuando de repente apareces
inestable pero firme, cuando creí haberte olvidado,
sintiendo que dejo algo aparcado a cada noche
mientras sigo dándole vueltas a todo
para luego soñar en por cuántas sonrisas
me cobras,
un no te he olvidado.
photo-1432838765905-6881a8585474.jpg
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s