Un café.

Un café,
con el que soñar,
de dudas acerca de como está,
de silencios entre dos.
Un café,
de conversaciones en el más allá,
en el cual navegar,
en el que dar el primer paso.
Un café,
con el que enviar indirectas,
en el que sufrir por lo no andado
y sigue el juego
sin que ninguno esté al lado
tomándonos
un café
a ras de nuestro vuelo,
y yo ya cambié,
tu días con mi café.
Y me pregunto,
para cuándo un café
con el que no decirnos adiós.
13007263_1077386128998204_883892306877476838_n

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s