Oídos sordos.

photo-1460013477427-b0cce3e30151
Acompaño el poema con una canción :
A veces me siento solo,
otras acompañado.
Por unos momentos soy yo,
por otros no me reconozco.
Me hablan, no contesto,
contesto, oídos sordos.
Apolo nos guía con la luz de la verdad
pero algunas veces no quiero su luz
quiero sinceridad entre la oscuridad
aquella que puedo encontrar en los demás,
los Tártaros ocultos del corazón
son un rincón expuesto a unos pocos
pero déjame que tienda mi mano
y te saque del fondo,
déjame ser tu Apolo por un día
ser el barco que rescató al naufrago
oculto en su isla perdida
deseando encontrar a su musa,
buscando una respuesta
ante tanta tempestad,
buscando un pequeño atisbo
de lo que era la realidad
de la cual solos
acabamos cansados de afrontar.
A veces estoy solo,
otros rodeado
por unos momentos vuelo,
por otros caigo.
Yo hablo, nadie contesta
le respondo a la soledad,
oídos sordos,
lloro y es verdad
ya
no
estás,
estoy solo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s