Soldados.

13116300_1722434288026689_2850487138107195832_o
Todos de una manera
u otra somos soldados
en una guerra continua con nosotros mismos
con nuestro interior, sus miedos, sus dudas
y aún así sacamos el valor
para llevar a cabo nuestros sueños.
Intentamos acallar muchas veces el corazón
dejando que constantemente la razón nos domine
mientras nos perdemos dejando escapar la realidad,
a veces tiramos una simple piedra y escondemos la mano,
no queremos mostrar nuestro valor
para decirle al mundo o alguien,
lo que a veces nos pide el corazón.
No temas, a veces decirlo sienta mejor
que estar guardándolo entre las dudas de tu interior
intentando ser soldado
en una guerra sin fin.

En el horizonte.

La luz se esconde en el horizonte
llega el atardecer en la calma del mar,
cuidado, afloran las pasiones
sobre la arena los retazos del placer.
La playa de Málaga es testigo,
alzas la cabeza, mirando al cielo
es eso, un momento, un instante
para marcarte a lo largo del tiempo.
Un beso entre ola y ola se escapó
con cada ola un sueño aflora en la piel,
en la mente solo está este presente
ya lo ves,
todo esto fue gracias a cada adiós.
Descalza en la arena te despides de la soledad
la sonrisa se apodera de todo lo que pasó,
tu voz solo recitaba tristes versos
hasta que fue eso, un momento, un instante
todo cambió y todo se fue,
alzas la cabeza, aún lo tienes todo por delante.
La luz se terminó de esconder tras el horizonte
llega la noche entre el adiós de dos corazones,
ambos vuelan hacia el cielo tapando huecos del pasado
caminando con un sentimiento
por la arena descalzos
algo llamado felicidad
que no fue un sueño,
ya lo sabes, fue real.
photo-1461468611824-46457c0e11fd

Vaivén.

photo-1461489418981-38015d9f587c.jpg
Las señales de humo
cada vez son más inexactas
no hay balas, ni agujeros
solo polvos y sonrisas marchitas.
 
Viento que se llevó al corazón
imperando en la tierra así la razón
tristes sentimientos escondidos en el baúl,
vuelan ajenos al humo
que ya poco a poco
desaparece de mis ojos.
 
El Gas tóxico en la atmósfera me hace alucinar
son calladas las palabras que brotan de mi boca
y son reales las sonrisas que ven mis ojos,
es una melodía la voz que oigo en mis visiones
triste mi tacto al no ser mi cama tu amiga
y no poder disfrutar la piel, el olor
hasta que no vuelva del retiro espiritual
mi cansado corazón al que le pido perdón.
Le diré que esté tranquilo que lo dejaré descansar
que por un tiempo no me pienso volver a enamorar,
ahora suena demasiado bien
dejarse llevar.

Tu vida

Disfruto recordando el pasado
pero ya se acabó vivir de él
me regodeaba en sus momentos
en todos aquellos recuerdos
con los que andaba soñando con el futuro.
 
A veces descuidamos nuestro presente
girando nuestra cabeza en busca de respuestas
viendo que nos hizo mal y que bien
y yo ahora me digo, pasado otro día te veré.
Alegrías me diste, lagrimas me sacaste
pero que fue el pasado sino parte del presente
el cual ahora descuido sin miramientos
 
Hoy pasado te digo adiós,
no digo que no vuelva a mirarte de reojo
pero es tiempo de volver a forjar el ahora
para poder mirar el pasado con ojos mas frescos
Es tiempo de sonreír al día a día,
de sonreirle a cualquier otra sonrisa
con paso fuerte sin mirar atrás
Sacar el paquete encender el cigarro
mientras disfruto el momento.
Ver lo nuevo que me trae la vida
mientras le susurro a los detalles
buscando el sabor del ahora.
 
Disfrutar de los nuevos silencios
y olvidar aquellas canciones que me hirieron
escribiendo versos mientras con paz los disfruto
Decirle a mi suerte, que he vuelto a acompañarla
que ya no me preguntaré donde estaba
que ahora es momento de caminar
de vivir y sonreírle a los nuevos momentos.
Ya no veo más salidas
en sentir el pasado para buscar el futuro
mientras me pierdo el ahora.
 
Ahora solo hay una salida
y es un libro precioso
que se llama,
tu vida.

photo-1461295025362-7547f63dbaea.jpg

Adiós con el corazón 

photo-1460485260172-af9d8b7c0c95.jpg
Necesitaba hablar,
quitarme la espina que aún tenía marcada
y ahora mi conversación se acabó,
y he dejado de mi una triste impresión
cómo no
siempre fui experto
en cagarla en el mejor momento,
contigo y con cualquiera
y gracias a eso ahora
lo tengo todo claro.
 
Si, te eche y en parte te echo de menos
no voy a dejar de ser sincero
me gusta y me gusto tu recuerdo
pero tus recuerdos no hacen que me hunda en este mar
de verdad tus palabras no me asustan
y verte no me haría mal
solo sé
que tus palabras aclaran todas mis estúpidas dudas
y verte haría que viera la verdad en tus ojos.
No veo nada que me haga mal en todo ello.
 
Gracias de verdad,
Me he quitado el peso que me faltaba
Para dejarte marchar
Para soñar con verte volar,
disfrutar de la vida, tropezar
levantarte y triunfar,
Lo digo de verdad
no le vale a mi corazón, ni a mi razón
querer para ti daño alguno
pues no sé tú pero yo puedo decir que té quise,
no me arrepiento de ello
y si estás sola o con alguien que te llene,
De corazón lo digo
Disfruta, arriésgate y que te vaya bien.
 
Le digo adiós a una relación
Que nunca tuvo nombre, a una mujer con corazón,
a un sueño roto, una mente inquieta de salón,
un juego solo válido para dos, a una sonrisa que me cautivó,
a algo que ya le tuve que terminar de decir adiós,
alguien que ya me dejó marchar, a alguien que sufrir no quiero ver jamás,
a alguien que le deseo el cielo porque mi tierno infierno no le valió
y que por mucho que ahora no lo crea
no me puedo alegrar más de verla alzar el vuelo.
 
Sueña,
vuela, ríe,
que yo ya no necesito
volver a ver salir el sol desde tus labios.

Un café.

Un café,
con el que soñar,
de dudas acerca de como está,
de silencios entre dos.
Un café,
de conversaciones en el más allá,
en el cual navegar,
en el que dar el primer paso.
Un café,
con el que enviar indirectas,
en el que sufrir por lo no andado
y sigue el juego
sin que ninguno esté al lado
tomándonos
un café
a ras de nuestro vuelo,
y yo ya cambié,
tu días con mi café.
Y me pregunto,
para cuándo un café
con el que no decirnos adiós.
13007263_1077386128998204_883892306877476838_n

 

La sala de objetos perdidos

 

photo-1460687521562-9eead9abe9e8

Aquí os dejo otro texto de un anónimo con el nombre de Ghost, espero que lo disfrutéis.

Son ya mil y un pasos a ciegas con un objetivo invisible, ya basta…

Dentro todos nos conocemos y hablamos de la diana que alcanzar sin arco para innumerables flechas, nos cansa…

Munición escasa para tu sala repleta de telarañas,dolores instintivos junto residuos de rencores, y te escapas…

Muestras tu puerta entreabierta jodiéndome encerrado en una guerra que no existe,cuando aquí todos muestran su otra cara, me hablan…

Me culpan, encarcelado ya con ellos intentan destruir la puerta obsesionados con latir, no puedo culparlos , debería  no escucharlos…

Dándome lecciones de amor ya que nos encerraste aquí, tan cerca y lejos ¡Maldita seas!

Déjalos pudrirse quiero ser libre, no preocuparme de tus lluvias,nevadas,soles y flores. Sácame de tu corazón…

Frío en este tugurio repleto de tu sangre aún caliente por los enemigos de los encarcelados conmigo  “Nuestro Ejercito”.
¡Ven a por la misión fracasada!

De esta sala de objetos perdidos oscura, donde nadie vendrá a buscarme por mi descuido a escuchar tus latidos, no participaré en tal lucha. Encontraré mi sitio…

La explicación la merecen , no creen la mía. Tus sentimientos son buenos presos pero no objetos perdidos.Yo Náufrago me guío…

En cuanto a mi ¡No quiero nada!

Será que un fantasma entre sentimientos se convierte en valiente, rodeado de cobardes…

Ahora déjame solo y libérame de tu alma sin  llave, enfréntate a ellos, acabaron conmigo. Suicidas por todas partes …
Solo quiero salir.
“Ya basta, nos cansa y te escapas.
Me hablan, debería no escucharlos ¡Maldita seas!
Sácame de tu corazón ¡Ven a por la misión fracasada!

Yo náufrago me guío  ¡No quiero nada!

Rodeado de cobardes Suicidas por todas partes.

Solo quiero salir. ”

De la sala de objetos perdidos del corazón

que no deja vivir

By: Ghost

Sonrío 

Por mucho que ande con otras musas,
por mucho tiempo en que el que me pierda
entre las tinieblas y la felicidad del día a día
aún perduras en mis recuerdos, en mis anhelos.
Extraño corazón que me recuerda lo que quería
y puta la vida que ya sabía que mi sonrisa se iría.
Aún sigo queriendo mandarte un mensaje de madrugada
o presentarme en la puerta de tu casa
que me vuelvas a tachar de loco,
pues me miro al espejo y a veces no me veo
veo solo una parte de mi
la otra parte se quedó
entre las palabras, los abrazos y las lágrimas
del último día en tu habitación.
He pasado por varias habitaciones nuevas,
por otras piernas y otros labios
y aún te tengo en mi memoria omnipresente,
como si me dijeras háblame
y tomémonos un café.
Bendita fe,
traiciona a mi razón
y aún así disfruto de ello
sabiendo que por ese camino
solo hay espinos.
Joder,
de verdad
te echo de menos.
Y le pregunto a mi corazón y a la razón
si de verdad valió la pena
pasar el tiempo con ella
el corazón me dijo que luchara
y de la razón aun sigo
esperando respuesta.
Y sí,
estoy contento
aún cuando me debata entre versos tristes,
entre conversaciones y falta de conclusiones
soy feliz.
mi corazón aún se pregunta como fue posible
pero las alas nunca dejaron de estallar en jubilo
hay un mundo por delante
en el que poder encontrar mi premio
quien lo diría yo en un bar recitando
queriendo gritar tu nombre al cielo
para que los ángeles recogieran
a este humilde loco
que poco a poco
se está volviendo
un poco más cuerdo
gracias a esa esencía
que dejó tu recuerdo.
Y sí,
te echo de menos
pero aún así
sonrío.
img_0158-2

Un testamento espiritual.

photo-1458200830758-34c37b884f58

Carta de un padre a su hijo cuando nació.

Hoy he rescatado una carta que escribió mi padre cuando nací.

Gracias papa.

Os dejo una canción para hacer más bonito todavía el texto mientras lo leéis:

Un testamento espiritual
(a un hijo aún muy joven)

He comenzado a escribirte esta carta pensando que tal vez nunca llegue a tí y se pierda en el inmenso futuro que nos separa, o en el bosque abrumador de cosas interesantes que pueblan tu presente. Pero quizás sea la mejor forma de tratar de estar juntos y de sentir que desde el lugar donde te escribo es posible recrear un Arco Iris de corazón a corazón… y hablar desde el Alma. Quiero contarte cosas que aprendí… no sé cuando, y aunque puede que las leas dentro de mucho tiempo, no me importa. El tiempo se lleva muchas cosas, cambia las formas y los rostros, los caminos, los juguetes y herramientas, las leyes y las sombras, pero no cambia lo que siempre fue y reposa en los rincones bellos y profundos de nuestro SECRETO.
Tendrás muchas alegrías y muchas penas, y si hay en tí un alma de buscador, de aventurero de los cómos y porqués, de las respuestas insondables, de las vivencias plenas, navegarás por el ancho y extenso mundo y cada rincón encontrarás una forma de belleza, el desarrollo desplegado en matices del mismo secreto de la vida
No pases corriendo tras luces gigantescas, hallarás pequeñas respuestas que te conduzcan a la Gran Respuesta si no pisas como manada los detalles que esconden en su esencia un sentido y una solución. Para ello habrás de ser franco y sencillo. No se conquista la vida con máscaras y apariencias.
Aun así, te encontrarás solo. Sí, ya sé que ese grito de soledad se aplaca con el ruido de mucha gente, con un buen amigo o una buena pareja, o con el sabor de la aventura que cambia de escenario continuamente. Pero no se escapa de la soledad con la huida.
Si alguna vez te sientes solo, detente un momento a encontrar un amigo fiel y veraz, que esté más allá de las risas y las lágrimas y que no espere recibir sino dar, porque se sienta inmensamente pleno de Ser inmortal. Ese amigo está en tu interior, eres tú, más allá de todos los cambios y formas, más allá de la vida y de la muerte y no se siente sólo, pues es uno con el fluido de la Vida y con Dios, y es Dios mismo. Cuando seas tú quien, en lugar de esperar que los demás te arranquen de tu soledad, te proyectes dando lo mejor de ti mismo y reconociendo los valores óptimos donde se hallen, la soledad nunca será para ti una sombra, sino la certeza de que nada está solo realmente, pues encontrarás, reflejos de lo bello, lo justo y lo bueno en el alma de las cosas y los seres. Serás feliz y la Naturaleza será tu hermana y dialogará contigo.
¿Cómo crees que puede disminuir el sentimiento de soledad de las personas? Sólo hay compañía cuando el alma se asoma y reconoce hermanos, cuando nuestra vida transcurre creando lazos de sueños y de almas, usando las formas y las máscaras sólo como puertas que se abren hacia casas interiores hospitalarias donde sea posible la paz. Sé que te ha tocado vivir en un mundo donde cada vez hay más soledad y los pueblos, como las personas, se distancian cada vez más. En mi mundo se intentó salvar esa distancia afirmando que no había diferencias y negando los matices de la vida. Pero las diferencias no separan. La vida es múltiple y plural, y a la vez una. No se logra sacar a la gente de su claustro de aislamiento y miedo por la dialéctica sino con el ejemplo. El hombre se aísla muchas veces de otros hombres, de otros pueblos y de la Naturaleza, encerrándose en una cárcel simple que todo lo teme y que hace crecer su ignorancia a la vez que lo fanatiza y animaliza; deja el contacto con la vida y esto le impide enriquecer su mente y sus horizontes alejándose de la posibilidad de crecer interiormente.
Y ese aislamiento se rompe con el ejemplo, con la sinceridad y la profundidad de alma, con la naturalidad de ser ético y estético.
Tal vez tu bondad y belleza interior, por muy incipientes que sean, despierten algunas envidias. No te extrañes ni desalientes pues la riqueza, fuese física o sutil, siempre fue codiciada y envidiada. Más bien muestra que se trata de un pequeño tesoro alcanzable y que compartirlo no disminuye las ganancias sino que las aumenta. Si por algún motivo desprecias lo profundo o lo temes, no olvides que en la profundidad se encuentra la más perdurable felicidad que, como la vida misma, es sencilla y en ningún caso envuelta en extraños silogismos como los comerciantes de la palabra y las ideas tratan de presentar para encarecer su producto de lujo. La vida desvela su más profundo secreto a las mentes abiertas y sencillas que saben establecer analogías entre todo lo viviente.
Ama la compañía para compartir lo cálido, para aprender o para construir lo positivo. Ama la soledad también, en ella encontrarás espacio para leer y reflexionar, para crear y establecer un puente entre tu intuición superior y tus actos cotidianos. Ama la soledad y podrás encontrarte a ti mismo, a los demás y a la vida. En el silencio que se produce en un ser equilibrado y ordenado se gestan verdaderos bienes para la Humanidad y encuentran los Ángeles inspiradores un buen nido para hacer descender sus mejores ideas y desvelar las más bellas verdades. Acostúmbrate a plasmar tus pensamientos por escrito. Será un enriquecedor diálogo contigo mismo y una saludable manera de atrapar y dar forma a las bellas y a veces extrañas nubes del pensamiento que tienden, por falta de disciplina, a disiparse fácilmente.
Que el amor a la soledad, si la encuentras, no te lleve a apartarte del mundo ni a refugiarte en muchos pasados o futuros. Tu hoy es la más necesaria experiencia. Si has encontrado una fuente de paz e inspiración en tu refugio es para caminar sobre el presente poniendo luz en cada rincón y aprendiendo de él tanto como de tu pasado.
Busca lo feo, ignorante e injusto como el artista busca el mármol bruto para darle forma y extraer de su grosera materia la figura que encierra. Busca también la compañía de lo difícil. Eso te estimulará y pondrá en marcha los resortes de tus cualidades. Si así lo entiendes serás feliz. Es imposible que la vida no conlleve problemas pero saldrás de la desesperación, entendiéndolos como pruebas y escenarios en los que templar el metal de nuestras cualidades. Ya ves, estamos solos cuando estamos atrapados por lo más burdo. La otra soledad, la de carácter superior, no es tal, pues te va vivificando con todo y todo te habla y a todo puedes ofrecer, aunque no sea más que un gramo de tu cálido esfuerzo.
Procura estar por encima de las cosas, mantén tu meta interior y considera la vida como una aventura, siendo actor y no espectador. Como decía el poeta: “Ama mucho, quien ama embota hasta los mismos aguijones de la muerte”. Cuando sientas que no tienes fuerza y te creas solo ante el abismo, piensa que tal vez un pequeño Dios te observa y te ayuda como lo hiciera muchas veces sin que te dieras cuenta. A veces los cuentos de niños vienen a susurrar cosas que quiere aceptar nuestro corazón pero reniega nuestra mente, y es bello creer que el cielo no es frío y matemático, y pequeños y grandes Dioses, Hadas o seres desaparecidos y amables nos acompañan e inspiran en su silencio fructífero.

La buena conversación y el trabajo te harán descubrir que no eres único, teniendo mucho de todos. La convivencia será posible si tan sólo te vuelves exigente contigo mismo pero tolerante con los demás, descubriendo que la misma semilla que te hace sentir algo más que materia, anima a todos los seres vivientes. Finalmente, no te creas solo ni ante la muerte. Nada nos puede separar de los seres que realmente hemos amado, a los que nos hemos unido profundamente. Tan sólo sentirás miedo si te aferras a las formas. Tú eres inmortal y usarás nuevos ropajes y experiencias. Ni siquiera estás lejos de mí, pues de alguna forma esto que escribo lo dicta también tu alma cuando en silencio y a solas puede verse reflejada en la esencia de las cosas y la vida. Adiós hijo mío, otro día te escribiré. No veas esto como palabras extrañas, no pertenecen ni a tu tiempo ni al mío.
Mantente bueno.

Miguel Angel Padilla

Así.

Contigo siempre es así.

Hoy unas cervezas, mañana un beso,
hoy un café, mañana un vino,
hoy arte, mañana cine,
hoy placer, mañana hasta pronto,
hoy de vuelta, mañana más besos,
hoy un abrazo, mañana con más cariño,
hoy silencios, mañana con conversaciones,
hoy una sonrisa, mañana unos ojos,
hoy fotos, mañana vídeos,
hoy lágrimas, mañana de felicidad,
hoy alegría, mañana risas,
hoy caricias, mañana tranquilidad,
hoy el tacto, mañana el olfato,
hoy el sabor, mañana tu cuerpo,
hoy en la cama, mañana en el baño.
Ayer en mi casa sentado, hoy en la distancia,
mañana,
mañana no sé si estaré.

“¿Qué me dices?”

Hoy volveré,
mañana
de verdad
no lo sé.
Ayer inestabilidad,
hoy tranquilidad,
mañana
mañana te daré toda mi felicidad
o puede que mañana
coja mis alas de nuevo
y me veas volar
dejándote a un lado
querida soledad.

4b450460 (1)