Comprendo y no entiendo.

Vivo,
no entiendo,
solo observo
y analizo.
Una relación se corta,
para los hombres llega una prueba
quien dijo que la merecieran.
Es más ni que las musas fueran una de verdad
y aún así la intentan preservar
no faltan ganas, ¿de verdad tienen que alabar?
Triste examen existencial después de cortar
cuando quizás lo bueno
este por llegar.
Ella seguramente no eran la chicas perfectas
con falta de vicios confesos,
de amor y sueños complejos,
seguramente
eran
solo ellas
imperfectas, no tan bellas,
rodeada de sus problemas
menuda pena.
Aún así las alaban como sus musas inconfesas
hadas que a falta de ser reales
solo existen en su cabeza.
Lo sé y no seré cruel,
pero triste examen quien lo pase.
Sienten lástima, son humanos
y necesidad de dar cariño,
no es obsesión, ni locura, ni auto engaño
es el corazón aletargado, mudo
por lo que han vivido.
Los hombres se liberan,
escriben, piensan, lo confiesan,
se arrastran,
se dejan aplastar
si la mujer por imperfecta que fuera,
valía la pena.
Les tacharán de locos obsesionados con ellas,
enamorados de falsas princesas
amargados de idealizarlas,
un fraude pincelado
poetas del montón, serán pura convulsión
pero no,
son solo
humanos no idealizados,
tienen miedo, pena, lastima
de musas imperfectas
que rondan los caminos de mente
y corazón.
Quieren cuidarlas, sabiendo
que alguien ahí fuera
quizás
vale más la pena.
No entiendo por qué los hombres han de pasar el examen,
lo comprendo
y no seré cruel,
pero no entiendo que piensan en ese momento las mujeres.
Son cabezotas y echan de menos,
algunas sienten lástima y vuelven,
triste conclusión
si de verdad fue un maldito cabrón.
Son cabezotas y te echan de menos
saben que después de ti, viene lo bueno
y no vuelven,
menudas son esas musas,
ahora déjalas volar,
como un innecesario plan.
aunque quizás luego
hasta vuelvan.
No seré cruel,
pero que me juzguen si es necesario
por bendita desfachatez
pues nunca entenderé a las mujeres.
Son libres, aves del infierno
demonios del cielo,
cabello dorado, negro oscuro
rojo fuego, castaño ensimismado.
curvas sin censura,
mujeres imperfectas
que los hombres aletargados
al final anhelan.
Buscan cariño continuo, libertad
experimentar, aprender, seguridad
volar, soñar, no ser una más
y algunas dirán
no por favor,
no lo llames AMOR
o te diré en cualquier momento
adiós,
bendito sendero al infierno.
No sé si seré un cuerdo
o un loco con el corazón abierto
dispuesto a terminar contra el muro
comprendo y no entiendo la prueba de todo hombre
y no seré cruel
pero aún no entiendo lo que siente
piensa o hace
una mujer
ante tal examen
después
de cortar con él.
photo-1454864542257-302978ea0b9a
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s