Un sueño.

pelirroja
Me monté en el bus, dirección, ninguna parte y cerré los ojos.
Iba sentado al lado de una musa,
su pelo al puro estilo de un manso atardecer
sus ojos eran cielo y sus labios mi camino al infierno,
su piel blanca, manchada con miles de otoños.
¿Será ella quien me devuelva la sonrisa?
Me vio coger un libro, necesitaba hundir mas versos en mí.
Ella no dudó en hablarme de poesía, de su amor por Benedetti.
Una nueva musa había llegado a mi vida, no me lo creía.
No podía parar de fijar la mirada, en cada una de las curvas de su boca
No podía de parar de prestar atención, a la pasión con la que hablaba
Por unas horas, no había ningún fantasma, solo ella.
Risas, bromas y rock & roll
Formabamos poesía, ella y yo
Escribíamos versos en cada conversación.
Le dije, voy a salir de aquí, de mi Tartaro
solo, si sales de aquí, conmigo del brazo.
Era el cielo del infierno,
su cuerpo los demonios de mi corazón
y su sonrisa un esbozo de lo que adoro
ella, era la poesía recitándome los mejores versos.
Una pena, pues he abierto los ojos,
estoy desconcertado, ya había llegado.
un sueño,es lo que fue al fin y al cabo,
pues no había nadie, a mi lado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s