La catarsis del atardecer.

photo-1423420634464-89006b3454a8.jpg

Aún no me he querido desprender de tu recuerdo
tus fotos aún llenan cientos de columnas.
Aún conservo lo único tangible que me regalaste,
y la llevo conmigo, de cuero, la pulsera.
Me dijo guárdala, “no quiero que se te pierda”
Va conmigo a todos lados, tranquila pequeña,
es mi amuleto, mi luz, mi marea.
Podría alejarme de tu recuerdo,
pero seamos sinceros,
no creo que nos aportáramos el uno al otro
nada malo.
Imagíname feliz, buscando cierto desliz
manchado del color, carmín,
Una sonrisa, un banco,
unas fotos, un beso en el jardín
soñando con no tener que partir…
Puede que aún me quieras, callado.
Aunque sigamos a las puertas del faro, varados.
Aunque sigamos intentado sumar, aún siendo dos ceros.
Lo siento, seguirás siendo quien forma mis versos.
Me siento un niño pequeño echando de menos,
queriendo ver cada lunar que envuelve tu cuerpo,
pasar mis labios por el que tienes en el cuello,
sentir tu calor, cuando llego a tu cielo.
Nuestro éxtasis, pintado sobre un tapiz,
nuestra respiración cual aleteo de colibrí
Tu en el cielo queriendo ser viento, sin mí.
Y yo en el infierno, sería como un cuento,
pero no feliz.
A si que sálvame tu que puedes
que quizás, hoy, salga del Tartaro.
y tu mientras volando en el cosmos,
tendiéndome la mano,
para ambos, formar cielo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s