Gracias

Gracias.

Por que si aún estuvieras,
seguramente no estaría escribiendo,
ni estaría aprendiendo a apreciar
este nuevo tacto,
que tiene 6 cuerdas
y un mástil.
El cual no tiene miedo.
Eso sí,
no te llega ni a las suela de los zapatos,
cuando recuerdo tu cara al gemir,
O tu cara al reír…
Que recuerdos…
Aquellos que me han despertado,
Han despertado algo latente,
pero oculto en mi.

La poesía que formaba con las yemas de mis dedos por tu espalda
en busca del jardín que ahora tengo prohibido,
que es tu cuerpo.

Ahora ese anhelo se transforma en versos
Que me recuerdan el tacto,

el olor y la forma de la poesía,

que creabas frente a mí,
Tan solo con sonreír.

photo-1438979315413-de5df30042a1.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s