Delirios de la fiebre

No se si será la fiebre,

pero tengo calor

y no se que hacer.

Me meto en mi redes sociales,

como el que entra a hurtadillas en su casa

para no despertar a sus compañeros.

Me enciendo un cigarro

e intento disfrutar de todo lo que fue

de aquello que compartió

cuando aún eramos,

de esos recuerdos a su lado.

Ahora no somos y tengo miedo

a cada uno de sus nuevos contactos

el cual pueda hacer

que olvide todo aquello…

 

Nunca le prometí cielo

ni luna,

no soy de promesas vanas

ni de amar en dos semanas.

Pero si sabia como era yo,

era aquel chico,

que no dudó en ser detallista

no necesitaba alzar la vista

solo su presencia a mi lado

me hacía serlo.

 

Y aquellos días,

se acordará?

cuando casi,

no podía oírla,

estaba ahí

riéndose de mí

y parecía un tonto,

lo se, no oía su dulce voz

con la claridad que sonaba siempre

esa poesía,

pero era ella, quien sin oírla,

la hacía sonar,

solo para mí.

Era poesía, era sencilla,

sonaba como los ángeles,

si es que de verdad existen.

Era,

es

y será siempre,

                                                                                ella.photo-1427435150519-42d9bcd0aa81

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s