Lo mismo de siempre.

Caemos en lo mismo de siempre,en querer abarcarlo todo

dentro de nuestra inerte cualidad

de prestar atención a las cosas.

No es que seamos inconscientes,

es que no sabemos ver

ni el momento, ni el lugar

para decidir sobre este instante.

Sabemos lo que queremos,

o eso decimos, hasta que ya no está

y pensamos en si un día elegimos.

A veces caemos en lo mismo,

en no saber que hacer

con lo poco que nos queda,

pues el deber abarca,

el cansancio aprieta

y la sonrisa nos enseñaron

que mejor para mañana.

Caemos en lo mismo de siempre

en querer abarcarlo todo

como el niño soñador,

que todo lo quiere y en el fondo

sabe que no puede.

Soñamos con horas que parecen infinitas,

con sonrisas, y despertar alegre,

pero cuando están en nuestra palma

no sabemos discernirlas de toda realidad

y caemos en el tedio de siempre.

Caemos en lo mismo de siempre

en querer crear mil caminos

en un efimero instante

y soñar que serán eternos.

Nunca es tarde para soñar,

pero sin esfuerzo para cumplirlos,

no habrá camino sobre el que pisar,

solo sueños rotos mientras

creemos abarcarlo todo.

Alma de niño.

alexandre-chambon-140031
El siempre fue de los callados
de los que tenía mil preguntas
pero que nunca supo formular.
El tenía problemas para verbalizarlo
por eso casi nunca supo explicar lo que sentía,
haciendo su corazón marchitar cual flor,
hasta que descubrió la palabra escrita
donde expresar el sentir de su interior,
hacer de todas sus teorías una utopía.
El siempre vivía con miedo,
un corazón abierto a toda navaja,
un corazón de invierno,
adicto a toda posible herida
y sin saberlo,
era como el niño en busca de atención.
El tenía pasión por la lluvia,
lluvia de otoño e invierno, para ir dejando
poco a poco el sentir de la primavera
aunque esta misma lluvia
proviniese de su habitación.
El nunca fue del codo en la barra
y en su eterno invierno,
anhelaba gritar por un calor de verano
que no se pareciese a ninguna botella.
El siempre fue de olvidar todo miedo
cuando había cerca sonrisas,
siempre fue de olvidar sus problemas
estando junto al verano,
aunque aún estando con el,
a veces, como el niño chico era
tocase donde duele mas de una vez.
El siempre trataba de hacer otra muesca
en el hielo de su corazón de invierno
pero intentando tallar otro diamante de hielo
apareció un verano incandescente,
una persona capaz de convertirse en estación
para derretir todo hielo con sonrisas
dejando de lado todo su frío de invierno.
El siempre esperó aunque esperando
no siempre hallaba respuesta alguna,
el día que llegó el calor del verano
capaz de trasladarse a todas las estaciones,
le susurró al verano,
con miedo de decirlo en voz alta,
vuela y no pares,
que ya esta bien de tanto frío
y ya me he vuelto adicto a tu sonrisa.
Atentamente, mi eterna alma de niño.

0#

Deje de lado la empatía para olvidar tus sueños,

tú vida e ilusiones

haciéndote expresamente mía.

No sabía que anulaba a tu corazón libre

cuando te quería voladora

en un mundo aparentemente sin alas.

Era egoísta o ignorante al pensar 

que ya eras feliz en tu día a día 

por verte sonreír en cada esquina 

y que al llegar a tu supuesta libertad

a cada noche no había casi momentos 

en los que poder apreciar tu sonrisa.

Era mi libertad escondida

en un sueño mal entendido

que un día la palabra desvelo

y ahora solo puedo decir, lo siento.

Son los problemas que son tuyos,

silencios y miradas de insensatez

donde tus piedras se hacen mías

más adentro de lo que crees.

Te prometo menos palabras,

más sonrisas y vino para invitarte

a vivir una vida que no se tú,

si quieres piénsalo, sonara mejor

que este mundo lleno problemas

pero sin un tu y yo.

¿San Valentín?

bwtgal6mjlm-jez-timms

No celebro San Valentín, pero aún así
quiero hacerte el amor, lento, muy lento,
no vamos a celebrar el amor entre dos
pero quiero soñar otra noche más en tu piel.

Quiero proclamar desterrados mis miedos
mientras navego en el mar de tu olimpo,
hacerte olvidar el vaivén del día a día
entre el juego de nuestros cuerpos.

A oscuras, jugando con nuestros labios
hasta olvidar cuando vimos arder el cielo
y prender la pasión con el calor de la piel
para hacerla infinita a cada momento.

San Valentin no nos dará más alas
no habrá más magia escondida
cuando ambos sabemos que a diario
cada día entre los dos, es poesía.

Piel de ángel.

1csftx0duls-jairo-alzate

Ojalá pudiese escribirte versos a diario,
a no tener que decirte a viva voz que te amo,
si no que lo supieses también por mis versos,
donde soy más capaz de expresar
ese inefable sentimiento sin voz.

Debes perdonarme aún estoy ocupado,
ocupado en explorar tu cuerpo a oscuras,
en perderme en cada nota de tu voz,
en ver si quieres dos o dos y media de azúcar,
ocupado en aprovechar mi existencia
conociéndote, viendo como me hiciste despertar.

Será que eres la chica de ojos verdes,
aquella que nunca esperé encontrar,
aquella que jamás soñé entre nubes grises
y que sin darme cuenta me supo enamorar.

Perdóname si todo parece un cuento,
donde dos son felices y no hay lágrimas,
cuando ambos sabemos que este amor
después de cada una de las caricias
nunca fue apto para menores.

Lo siento si no verso tu piel de ángel,
pues a diario tocándola solo se volar.

La espina invisible.

La sensación de incapacidad,de la duda traspuesta a no saber,

a no saber el por qué de la realidad

que me absorbe en silencio y duda.

Siento impotencia en mí mismo 

pensando que soy yo el causante

de un deterioro clásico e inapropiado,

un viento frío que recorre mi espalda

al preguntar y encontrar silencio.

Soy yo el poeta que da importancia,

donde solo hay flores y ve espinas,

importancia a la soledad de lo cotidiano

a frases sueltas sin clavos de fondo.

Quizás sean mis silencios acumulados

lo que hoy denigra mi propia mente

o seré un loco cavando y cavando

en esta noche buscando a la muerte.

Vieja amiga

Mi vieja amiga, aún te recuerdo,

estoy en el extremo opuesto a ti

donde avanzar solo, está prohibido

y el camino ahora me hace ser feliz.

Tengo que contarte, amiga mía,

que no echo en falta tus sermones,

lagrimas o dudas entre el silencio,

ahora alguien en mi vida, es poesía.

El camino se hace firme con su voz,

no veo un color que me hable más de futuro 

que no sea el del verde de sus ojos.

Me alegra decirte que no encuentro

momentos en los que te necesite 

ya que ahora la necesito a ella

porque siento en mi que la amo

y no como contigo que te quería 

al notar que te necesitaba.

Mi vieja amiga, soledad, olvídame,

aunque sin ti no habría llegado hasta aquí,

contigo el camino no sería posible

siendo ella un motivo real para ser feliz.

No pienso dejar que me encuentres

cuando hace tiempo que a diario

me perdí con todas mis sonrisas

entre unos ojos verdes.

El silencio entre la paz.

s_om6jebxs0-arnel-hasanovic
Es algo que no atiende a formas
a palabras dignas de un papel,
a acordes de cualquier guitarra,
algo que no se puede entender
pero que solo esa persona
en cierto momento podrá saber.
Lo que significa que no broten palabras,
solo sentimientos dentro de la paz
de estar con la persona que amas,
no hay palabras capaces para mi
de dignificar esta singular realidad.
Solo escapan sutiles versos de la verdad
en donde aún no aprendí a describir
lo que significa para un soñador como yo
el estar aprendiendo lo que es amar.

Vorágine.

Emprendimos el viaje de la libertad
con la simple idea de tomar decisiones
sin saber que este cruel sistema
nos implanta ideas, sueños y metas
que nunca fueron los nuestros
haciendo nuestras decisiones, suyas.
Soñamos con algo que no descubrimos,
solo decidieron enseñarnos de la nada
entre la eterna vorágine de posibilidades
que rondan en cada una de las esquinas.
Esquinas que no llegamos a ver
por lo pesadas que se han vuelto
cada una de las tristes cadenas
que un sistema nos ha impuesto.
Un sistema que no premiará la verdad
dentro de su propia caverna,
donde cada uno con su voluntad
animando al duende de la curiosidad
y dejando de lado la falsa comodidad
podrá descubrir el sueño y las metas
que un sistema jamás podrá eliminar
y solo nosotros podemos experimentar.
Un sistema de ilusiones, esfuerzos
e ideales ajenos a su triste realidad.
Sin cadenas a cada uno de nosotros
en esta vorágine, solo nos quedará volar.
oxvjcyh_ldq-chetan-menaria